TRABAJA EN EXCÉNTRICO Y EVITA LESIONES

El ejercicio excéntrico no es algo raro o poco común, ya que es “una fase de cualquier movimiento donde desaceleramos una carga externa”.

Toda contracción dinámica de un músculo tiene dos fases: 

eccentric-concentric1

  • La concéntrica (denominada positiva) en la que el músculo se contrae, de modo que las inserciones musculares se aproximan y el movimiento va en contra de la gravedad.
  • La excéntrica (la negativa) donde el músculo continúa contraído pero al contrario de lo que sucede en la fase concéntrica ahora las inserciones musculares se distancian y el movimiento se genera a favor de la gravedad. La contracción excéntrica tiene la importante función de controlar, de “frenar” el movimiento cuando va a favor de la gravedad. Sin este control excéntrico, por ejemplo, terminaríamos en el suelo durante la carrera, sobre todo en las bajadas. Ejemplos: al bajar una cuesta o unas escaleras, en el momento de contacto con el suelo estamos frenando la carga que supone nuestro peso corporal. Es decir que el ejercicio excéntrico o negativo, forma parte de nuestra vida cotidiana, pudiendo definirlo como “la realización de un estiramiento y una contracción muscular simultáneamente”CONCEN-EXCEN

 

 

 

 

 

 

 

Hasta hace relativamente poco, el entrenamiento muscular se basaba fundamentalmente en el fortalecimiento de la fase concéntrica del ejercicio, sin apenas pensar en la fase excéntrica, hasta que en 1972, Arthur Jones, precursor del fitness actual, demostró la eficacia de un ejercicio excéntrico, para ganar tamaño y fuerza muscular.

 

Por tanto, los beneficios del trabajo excéntrico son:

 

  • Aumenta la fuerza muscular y la velocidad articular. Moviliza más fibras de contracción rápida, justo las que contribuyen principalmente al tamaño muscular e incrementan la fase explosiva.
  • Asegura un mayor nivel de estrés por unidad motora, lo  que suministra una mayor estimulación de las fibras musculares implicadas.
  • Aumenta la elasticidad de los tejidos. Tanto muscular, como sobre todo conectivo.
  • Crea sarcómeros en serie (facilita el alargamiento muscular).
  • Mejora el reclutamiento (capacidad de las fibras musculares de contraerse).
  • Aumento de síntesis del colágeno en el tejido conectivo  lo que permite un mejor funcionamiento del tendón.
  • Mejora la capacidad propioceptiva (estabilidad).
  • Control neuromuscular más ajustado. Requiere una mayor adaptación neuronal, lo que refuerza la educación transversal de ganancias en la fuerza de una extremidad o un lado o a otro.
  • Disminuye el riesgo de lesiones musculares y tendinosas.
  • Mejora la respuesta de la contracción concéntrica. El entreno excéntrico transfiere mayor ganancia de fuerza también a la fase concéntrica.
  • Implica una sobrecarga más pesada de lo normal,  lo que significa más producción de fuerza y   más fibras musculares reclutadas.
  • Necesita menos volumen de oxígeno, por lo que hay menos incremento de la presión arterial.
  • Produce una mayor estimulación a las estructuras pasivas (huesos, ligamentos, tendones y cartílagos).
  • Debido al exigente control del movimiento que se realiza durante el entrenamiento, ofrece unas condiciones más seguras y valiosas  para el tratamiento post-quirúrgico y el trabajo en torno a la rehabilitación de lesiones.
  • Mantiene la ganancia de fuerza más tiempo a pesar del desentrenamiento.
  • Permite un mayor trabajo en menos tiempo, lo que significa sesiones de entrenamiento más cortas y eficientes junto a resultados más rápidos

 

Ya has visto la gran cantidad de beneficios del ejercicio en excéntrico, así que cambia tu plan de entrenamiento y cámbiate al EJERCICIO EXCÉNTRICO.

 

 

 

Aun sin comentarios

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *